some apositos

China: La gamificación de la autocensura

China, acaba de presentar un puntaje de crédito universal, donde todo el mundo se mide como un número entre 350 y 950. Lamentablemente, esta calificación de crédito no es sólo afectada por lo bien que manejes tu crédito, también refleja qué tan alineadas estén tus opiniones políticas y la de su circulo de amistades con el régimen.

MedianSesameCreditte Alibaba y Tencent, gigantes de TI en China que dirigen los equivalentes chinos de todas las redes sociales, se introdujo “Sesame Credit” un sistema integral para la calificación de sus ciudadanos. Es como una cuenta de crédito, excepto que es público y está vinculado a tu comportamiento.

En Occidente, nuestro puntaje de crédito es simple. Es nuestra capacidad de pago. Se mide de nuestros bienes, nuestros ingresos, si hemos comprado a crédito en el pasado y como lo gestionamos. En China, la situación es … más matizada. No es sólo el hecho de comprar algo, también es que cosa compramos. Si compramos cosas que el régimen aprecia, como lavavajillas y artículos para bebé, aumenta nuestra puntuación de crédito. Pero si vamos a comprar videojuegos, la puntuación sufre un golpe negativo.

Éstos son algunos aspectos destacados:

  • Las puntuaciones son totalmente públicas
  • Otros factores de puntuación son: preferencias comerciales, aficiones y estilo de vida en general
  • El sistema tiene incentivos (“Refuerzos positivos”) para los que tienen una calificación entre 600 a 650 puntos en este caso podrías alquilar un auto sin un depósito, con 700 se puede viajar a Singapur sin problemas, y con 750 se puede viajar a Europa, por ejemplo.
  • En 2020, todo el mundo en China será inscrito en una gran base de datos nacional que recopila la información fiscal y del gobierno, incluyendo violaciónes de tráfico menores, y apunta a la clasificación de cada ciudadano con un solo número (un score).
  • Desde el gobierno alientan todo el tiempo a convertir la nueva reputación digital en una moda, y Twitter ya está lleno de personas que publican y fanfarronean con su puntaje.

 

No seas malvado

Don’t be evil, en español “No seas malo”, es el eslogan informal corporativo y famoso de Google. Fue adoptado por primera vez por Sergey Brin, y explica la intención de la empresa de no utilizar los datos con fines maliciosos, y mantener un código de conducta justa y de buen aspecto.

En China, en cambio, están buscando crear una herramienta de autocontrol mediante castigos y recompensas:

  • Concierto de Justin Bieber? -100 Puntos
  • Agregar una página de derechos humanos a favoritos? -50 Puntos
  • Hacer una donación a una causa que no favorezca al gobierno? -100 Puntos

Este es un ejemplo perfecto de cómo cualquier herramienta puede ser mal utilizada por las personas equivocadas. Cuando son bien utilizados, los sistemas puntuación de este tipo pueden llevar a la sociedad a la interacción social con productos y servicios, mejorar la confianza entre los ciudadanos o hasta crear ciudades inteligentes.

Pero también puede ser utilizado por los gobiernos para incentivar la auto opresión de más de mil millones de personas.

Reimaginemos esta aplicación empleando el concepto “No seas malvado” de Google:

  • Se pueden utilizar varios criterios para clasificar distintas cosas, como el humor, la honradez, la atracción, etc.
  • Las personas podrían decidir qué quieren hacer público, y construir su propia puntuación compuesta basada en lo que les importa, por ejemplo: el humor, el arte, la música, etc.

Como siempre, el problema es la libertad, un gobierno atando todas las variables quitando todo tipo de elasticidad, personalización e interpretación y como resultado un sistema donde igualan todos los atributos personales resumiendo todo en un numerito que finalmente representa los objetivos del Gobierno.

Aquí un enlace a la directiva oficial (en Inglés) para construir esta “puntuación de crédito social” de China en 2020.