Working in the coffice

El concepto de Uber va camino a revolucionar la forma de trabajar

La economía del trabajo está a punto de Uberizarse.

Si no estás familiarizado con Uber, es una empresa de transporte que está perturbando el mercado taxis. En lugar de llamar a una compañía de taxis, para tal vez conseguir un taxi, puedes usar Uber a través del móvil para solicitar un paseo.

No tienes que hablar con nadie. La aplicación sabe dónde estás, y envía un móvil de inmediato. Ah, y el pago se maneja de forma transparente, por lo que se procesa cuando llegues a destino.

Pero no sólo funciona para empresas de taxi, este mismo “modelo de servicio directo” se está extendiendo a un sinnúmero de industrias.

  • eLance un sitio web basado en U.K que comenzó en 1998. No sólo es el más antiguo y más popular, también es el sitio que paga más. Los contratistas de este sitio están buscando que su trabajo sea hecho profesionalmente, y ellos tendrán pagarán un buen dinero por ello.
  • Bugcrowd es un sitio en el que compilan una lista de empresas que ofrecen recompensas como las que ofrecen Facebook, Google y Yahoo! a las personas que descubren vulnerabilidades en sus sistemas.
  • uTest ofrece a las empresas un conjunto de testers que intentarán destripar sus productos y utilizarlos de todas las formas posibles, para permitirles mejorarlos y estabilizarlos de forma rápida antes de lanzarlos al mercado. Por otro lado, a los testers les ofrece la posibilidad de cobrar por su , y realizarlo desde cualquier lugar del mundo a través de internet y encima poder acceder a productos novedosos que aún no han aparecido en el mercado.

En un futuro probablemente será la plataforma para que empleadores y trabajadores se encuentran entre sí. Se va a sustituir a la contratación tradicional.

Así es como va a funcionar:

  • Trabajar para una empresa será menos necesario y menos común.Va a ser demasiado caro para ellos y demasiado restrictivo para los trabajadores.
  • En cambio, las personas talentosas simplemente van a anunciar sus habilidades.
  • Las personas y sus diferentes habilidades, serán calificados de múltiples maneras. La formación que tiene, el trabajo previo que ha hecho, y las calificaciones que recibió en ese trabajo.
  • Las clasificaciones serán de doble sentido, igual que en Uber el trabajador va a calificar el trabajo y el jefe/gerente calificará el trabajo y el trabajador.
  • Las puntuaciones serán métricas cruciales en el mercado profesional. Ellos serán un indicador de la cantidad de confianza, experiencia, lo fácil que es llevarse bien contigo, y qué habilidades tienes.
  • Empresas como LinkedIn serán la plataforma que los reclutadores utilizarán para conectar a las personas. Cuanto mejor se vuelva el software menos se necesitarán a los reclutadores.
  • Las personas con buenas calificaciones no tendrán problemas para conseguir trabajo en su campo. Altos índices de audiencia y recomendaciones se convierten en tu capital profesional.

Ya podemos ver signos de que este cambio está ocurriendo. LinkedIn cuenta con un sistema de calificación de habilidades, donde sus compañeros dan fe de su competencia en un área determinada. El conjunto de habilidades aparece claramente, con un peso en cada área de acuerdo con la cantidad de personas que validaron esa aptitud.

MercadoLibre, eBay (y ahora Uber) tienen ya un complejo sistema de calificaciones. Cada lado da una calificación y deja notas sobre cómo les gustaba hacer negocios con la otra. Es una poderosa manera de moldear el comportamiento, y volviendo a nuestro ejemplo, de que las personas no quieran obtener una mala calificación para conseguir trabajo.

Los algoritmos son la clave

Los brokers laborales, individuos o instituciones que organizan las transacciones entre un comprador y un vendedor serán una pieza fundamental, ellos ejecutarán las plataformas que utilizan las personas para evaluar otros. Para seleccionarlos. Para considerar que no sean aptos para ser presentados como una opción dentro del sistema.

Aquellos que controlan estos sistemas de calificación, y la conexión de los clientes a los proveedores de servicios, serán los jugadores claves.

En resumen, el poder se alejará de las empresas centralizadas que contratan personas para hacer el trabajo interno, y más hacia las personas que necesitan el trabajo realizado, las personas que hacen el trabajo, y los brokers que acerquen a las partes a través de algoritmos de conexión y de filtrado inteligente.

El poder destructivo de este modelo radica en la descentralización. Las personas que presenten las habilidades, hayan sido valorados positivamente por personas de confianza, tendrán acceso a un mercado laboral descentralizado, y al contratante no le importará mucho donde se encuentre geográficamente. Puede trabajar desde Barcelona, Tierra del Fuego o Praga, siempre y cuando se puedan comunicar todo es lo mismo para el comprador.

En resumen, afina tus habilidades, y preparate para anunciarte allí. Este es el futuro del trabajo.